fondo-base
Fondo Texto

FAQ
Location
Services
Members area
The press
Guide
Contact us
click to enter Plots For Sale by La Zagaleta Contact Us

click to enter

Home > The Press > El Pais

The Press - El Pais 15/07/01

RECOMENDACIONES CON TUFO DE FRAUDE

15 De Julio De 2001

Los inversores estadounidenses demandan a los bancos que gestionaron la salida a Bolsa de las empresas de alta tegnología

Ricardo M. de Rituerto

Analistas, bancos de inversions, brokers y particulares vivían tiempos de euforia cuando la Bolsa, y en particular los valores tegnológicos del NASDAQ, subían como la espuma. El festín concluyó abruptamente hace un año y, como en los casos de divorcio más enconados, cada cual echa la culpa a la otra parte de un diasco que ha convertido en humo miles de millones de dólares.


No ya solo abogados y tribunals de mediación, sino el propio Congreso de Estados Unidos está analizando lo ocurrido en el Mercado bursátil estadounidenses en los últimos meses, con la sospecha de que existieron conivencias perversas en la creación de la burbuja, alimentadas por la codicia generalizada creencia de que la Bolsa solo podia ir hacia arriba.
Historias de ruinas personales trascienden cotidianamente. El caso del trabajador lesionado que obtuvo una indemnización de 250.000 dólares, la invirtió en Bolsa y ahora solo tiene 19.000. El inversor que ha recuperado 250.000 dólares en los tribunals, pero dice haber perdido 3 veces esa cantidad en comisiones, abogados e intereses. El broker de 53 años que perdió una demanda de un cliente, no encuentra trabajo porque nadie le quiere con ese boron en su hoja de servicio y se ha tenido que ir a vivir a casa de su madre. Los colegas del gremio que han optado, como precaución, por grabar las conversaciones con sus clients. Por no hablar de los Analistas estrellas que hace un año seguían recomendando en television, contra viento y marea, compras de acciones a pesar del ya evidente desinflamiento del globo Nasdaq y ahora están enterrados en lo más profundo de sus despachos sin atreverse a dar la cara, con su prestigio y su ego por los suelos.

Decenas de recursos

En los últimos meses, bufetes especializados en demandas colectivas han presentado Decenas de recursos contra compañías de alta tegnología y los bancos que gestionaron su salida a Bolsa alegando connivencia fraudulenta. Alegan que, mediante la manipulación subrepticia de la oferta, los bancos conseguían que las acciones se dispararan desde el primer momento, realizaban beneficios y dejaban luego que el inversor particular pechara con la posterior caida. La Asociación Nacional de Corredores de Bolsa espera para este año del orden de 6.400 demandas de particulares, una cifra sin precedents, contra sus miembros, entre acusaciones de excesivo movimiento en la cartera de los inversores, recomendaciones cuestionables, compraventas sin autorización, ocultaciones de información...

 

El cuadro que ahora trasciende de lo que fueron los tiempos previos al estallido de la burbuja es uno del salvaje Oeste, con un enloquecido frenesí de todos los implicados por participar en la fiesta que prometía una interminable lluvia de dólares.

 

Durante casi 20 años, la Bolsa norteamericana ha estado subiendo sin parar, con el único bache del crash de 1987 y, en consecuencia, se estima que dos tercios de los brokers en ejercicio en Estados Unidos ignoraban qué era un Mercado a la baja. Para ellos, lo natural era moverse por las nubes especulativas y el dinero fácil, panorama tan irremisiblemente tentador que la mitad de los norteamericanos tiene inversion en Bolsa.

 

Del paroxismo en que vivían todos los entregados al espejísmo del Nasdaq da idea un reciente informe de la compañía Thomson Financial / First Call: menos del 1% de 28.000 recomendaciones de Analistas bursátiles realizadas en 1999 y Buena parte del 2000, en cuya primavera empezaron a pintar bastos, pedían a los inversores que vendieran.

A ese informe se refirió hace unos días el demócrata Paul Kanjorski en una subcomisión del Congreso de Estados Unidos que ha examinado la actuación de Analistas y bancos de inversions en al locura especulativa generada por las compañías puntocom, las nacidas al amparo del potencial soñado por Intenet.

 

Comentarios interesados

La sospecha es que los informes y comentarios exageradamente eufóricos de los Analistas, jaleados sin recato en los canales de television dedicados en exclusividad a la información financiera, estaban influidos por la relación de sus compañías con bancos de inversiones que apoyaban a las incipientes empresas. Todos animaban a todos y, en última instancia, los brokers satisfacían sin mayores cautelas las ansias de compra creadas en los inversores por esos programas de television.

 

Entre los sospechosos figuran el Gotha de la banca de inversiones norteamericana con Morgan Stanley y Dean Witter, Merrill Lynch y Goldman Sachs a la cabeza. A Analistas estrellas de éstas y otras firmas se les recuerda ahora sus febriles previsions de los 1.000 dólares que llegarían a alcanzar Qualcomm o QXL, que estos días rondan los 50 y los 2 dólares, respectivamente, o los 400 dólares que se llegaron a aventurar por las acciones de Amazon, que se arrastra en torno a los 12 dólares.

 

Los Analistas solían hacer un trabajo tan valioso como anónimo hasta que el frenesí inversor les convirtió en solicitadísimos gurus para la television, cuya palabra podia llevar a la estratosfera a un determinado valor. Al tiempo que desaparecía esa barrera entre analista e inversor, caía también la que debía existir entre analista y banco de inversiones, es una muy lucrativa relación que costó la camisa a los inversores en el momento en que se desinfló el globo.

 

Los abogados de Milberg Weiss, compañía número uno en Estados Unidos en lo relativo a las demandas colectivas, lidian ya con bancos como Crédit Suise First Boston por el modo en que promocionaron determinadas salidas a Bolsa, y han abierto con ello una vía por la que ya transitan con delectación otros bufetes. En el Congreso, los politicos debaten qué hacer.

 

En una audiencia de hace unos días, el presidente de la SIA, una Asociación profesional que agrupa a diversos sectores que trabajan en Bolsa, compareció ante los parlamentarios con un nuevo código de conducta ética bajo el brazo.

El gremio propone que los analistas tengan prohibido negociar contra sus propias recomendaciones, que no dependan directamente de los bancarios, que sus salaries y comisiones no estén vinculados a las inversiones en que están implicados los bancos, que indiquen a los inversores no solo cuando conviene comprar, sino cuando se debe vender, que den cuenta de qué intereses tienen las compañías que cubren..

 

Todo ello en un marco comprensivo con actuaciones pasadas, pues, señala Lackritz, las constantes recomendaciones de comprar no eran tan descabelladas dado que en los ejercicios de 1998 y 1999 tanto el índice Dow Jones como el Standard & Poor 500 se beneficiaron de un crecimiento del 16%.

 

"He perdido dinero, alguien ha de tener la culpa"

os congresistas son remisos a crear una nueva legislación para abordar un conflicto de intereses, pero creen que la autorregulación no es una garantía. Baker no ocultó su escepticismo ante el documento presentado por Lackritz, del que comentó que era como decir; "Prometernos ser honrados a no ser que, naturalmente, las circunstancias nos impidan serlo ".

El comité piensa someter el código ético al análisis de terceros y se propone seguir haciendo pesquisas sobre el fenómeno, para lo que piensa convocar en el futuro a banqueros, grandes inversores y medios de comunicación especializados en información financiera.

 

Los analistas y los brokers se quitan responsabilidades de encima con el argumento de que los inversores ya son mayores y deben saber lo que hacen con su dinero. Un abogados de Chicago especializados en Bolsa que trabaja en el lado de los brokers hace hincapié en ese aspecto: " Esto es el siglo XXI y la gente se dice: " He perdido dinero. Alguien ha de tener la culpa"

 

Desde el flanco de los sospechosos se comenta que todas las demandas son fruto de la Bolsa y que antes, en los tiempos de vino y rosas, nadie objetaba a las actuaciones de analistas y brokers. Ahora es la Guerra.

Fondo Texto

About La Zagaleta in other language

About Country Club La Zagaleta in English
About Country Club La Zagaleta in Spanish
About Country Club La Zagaleta in French
About Country Club La Zagaleta in German
About Country Club La Zagaleta in Arabic
About Country Club La Zagaleta in Chinese
About Country Club La Zagaleta in Russian

.

Fondo Pies

Design by Andalucia Web Solutions